JLB PANAMA CORP.
  • domingo 9 julio , 2017
Energía Limpia

Está muy claro ante cada uno de nosotros y los gobiernos que la contaminación es la gran causante del calentamiento global, deseamos plasmar nuestra perspectiva , aunque sabemos que lograr un mundo libre de contaminación es complicado debemos hacer la diferencia. Cada día vemos como poco a poco se desarrollan y crean medidas para disminuir las emisiones de dióxido de carbono, y como grandes marcas, empresas y países se unen para apoyar la causa.

Como empresa estamos de acuerdo con el uso de la energía renovable que , aunque en Panamá el tema se maneje a paso lento posiblemente por falta de estudios de factibilidad y aportes económicos, consideramos que como país hemos hecho un trabajo importante con la implementación de la Energía Eólica, que desde hace algunos años se desarrolla en la región de Penonomé, provincia de Coclé.

La energía eólica es una fuente de energía renovable que utiliza la fuerza del viento para generar electricidad. El principal medio para obtenerla son los aerogeneradores, “molinos de viento” de tamaño variable que transforman con sus aspas la energía cinética del viento en energía mecánica.

A nivel mundial, es el continente europeo el que produce la mayor parte de la energía eólica, llegando al 72%; pero esta gran iniciativa ha fomentado estudios y adecuaciones especialmente en regiones como Latino América donde países como México, Chile, Argentina Costa Rica y Nicaragua han hecho importantes aportes al Sector de la Energía Limpia.  El cambio climático y la crisis petrolera son factores que han incidido en el acelerado crecimiento del uso de energías renovables en el mundo.  El uso de energías limpias es un proceso de alcances globales, y varios países latinoamericanos se han ido incorporando lenta y continuamente dando sus aportes en este sector. En este rubro , América Latina y el Caribe, atrajo en el 2016 más de 15,500 millones de dólares en inversión, según datos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Las energías renovables serán la alternativa del ser humano cuando se agoten los combustibles fósiles, que ahora extraemos y consumimos sin control y que en un futuro serán en extremo escasos.